Carolyne y Sheyla.Lo que pudo ser y no fuè😢

casadas-primera-vista-12118-01

Casados a primera vista ha llegado a su fin con pocas perdices y sólo una pareja ha decidido seguir adelante con su matrimonio express.

Pese a ver, año tras año, el mal resultado de ” el método”, sigo siendo una romántica de cuento de hadas y tenía la esperanza de que triunfara más el amor, al menos entre Carolyne y Sheyla, mis preferidas de la temporada.

Me pareció precioso el momento en que se conocieron, la ilusión que desprendìan sus ojos, su manera de complementarse.

Una Carolyne centrada y segura de sí misma, enamorada del amor y de los sueños hechos realidad, frente a una Sheyla desconfiada y prejuiciosa,pero con un enorme corazón deseoso de amar y ser amado.

Ambas maravillosas personas a su manera.

Ambas merecedoras la una de la otra.

Carolyne ha sabido ver más allá de los muros que rodean a Sheyla y eso le ha permitido reconocer en ella razones suficientes para seguir luchando contra sus fantasmas e ideas preconcebidas del amor y los sentimientos.

Sheyla por su parte, aunque ha permanecido hasta el final, no ha sido capaz de dejarse llevar y fluir,  por su empeño en el prototipo de chica que busca y que nada tiene que ver con la forma de ser de Carolyne,  que no es amiga de discusiones, dobles sentidos y malos rollos.

Ha confundido la “dulzura power ” de Carolyne con una falta de personalidad y carácter que para nada se corresponden con la realidad, puesto que su manera de ser está más que forjada,pero Sheyla, en contra de vivir y disfrutar su relación, ha pasado el tiempo buscando una química que ella misma ha impedido que aparezca por pensar demasiado con la cabeza y no con el corazón.

Es una pena que Sheyla no haya aprovechado el tiempo en conocer y aceptar  a Carolyne y dejarse envolver por la magia que le ofrecía, en vez de por el estereotipo de su idea de mujer ideal, esa que siempre elige y nunca le hace feliz.

Y es que ella aún no lo sabe.. Sheyla aún no sabe que sì quiere una princesa de cuento que calme sus miedos y sosiegue su alma.

No sabe que emoción y tranquilidad no están reñidos y que vale mucho más la pena bajar del pedestal que se ha autoimpuesto a seguir buscando lejos la felicidad que ha tenido tan cerca.

Lo triste es que Sheyla aún no sepa que su alma es la de un ángel y que no es fácil encontrarse con otro ángel con quién compartir tu vida en la tierra.

Espero que fuera d èsto y sin presiones, puedan reconocerse una en la otra y vivir juntas lo que han dejado a medias.

 

 

 

Advertisements

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: